jueves, 7 de junio de 2012

RESPONSABILIDAD COMPARTIDA


En días pasados comentábamos sobre los lobos disfrazados de ovejas al interior de la iglesia y debemos retomar el tema, habida cuenta del escándalo que se ha destapado en Pasto, Colombia por estos días.
Como es natural, los medios de comunicación y los enemigos del evangelio aprovechan la oportunidad que dan los malos testimonios; pero en el evento de que esto sea verdad, este es apenas uno más de los varios que se destapan frente a un periodo que es perfectamente bíblico. el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (1Corintios 4:1)
No justificamos el hecho, es totalmente repudiable y la Biblia dice que sus hechos demuestran la clase de “cristianos” que son “Así que, por sus frutos los conoceréis” (Mateo 7:20). Religiosos encontramos en todas las creencias, el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra, sino demos una breve mirada a los siglos de atrocidades cometidas por la iglesia tradicional y otras. Cuántos miles de casos de violaciones a mujeres, niños y asesinatos permitidos?.
Estos malos testimonios, terminan por apartar a los que no son llamados. Un Cristiano genuino condena estas conductas; pero no quita su mirada de Cristo, que es el único ejemplo perfecto. En este orden de ideas, se genera un daño para muchos que pueden estar comenzando en el evangelio y oramos por ellos, o alimenta el rechazo de  otros que están pendientes de señalar al que ha tenido el valor y el corazón para seguir a Cristo; pero aunque todos hemos sido llamados por Dios, “…pocos los escogidos” (Mateo 20:16), sólo unos pocos se mantendrán hasta el fin.
Lo decimos con temor y temblor, pues nadie esta exento de caer. “el que piensa estar firme, mire que no caiga.” (1Corintios 10:12), que Dios nos guarde, pues no es fácil subsistir, en un mundo en el cual se llama malo a lo bueno  y viceversa.

Pero queremos hacer énfasis, en algo que exponíamos días atrás y es la responsabilidad, no sólo de estos instrumentos del diablo, sino de la iglesia local en general. Nuevamente aclaramos, que la iglesia es el grupo de personas que componen una congregación y no un edificio, de acuerdo a la Biblia.
Dios nos advierte de manera clara sobre el tema Guardaos de los falsos profetas” (Mateo 7:15), nos dice que seamos cuidadosos, suspicaces y hasta escépticos en los conceptos que escuchamos desde el púlpito. Que se examine la vida de los líderes, que  todo lo confrontemos con la Palabra, que cualquier cosa que se aparte de esta, la hagamos pública con los responsables y si persiste el error a pesar de la evidencia bíblica, empecemos a buscar otro sitio, en el que la verdad de Dios sea expuesta y aplicada. No falta sin embargo, el que sigue allí por comodidad despreciando la verdad de Dios. Compra la verdad, y no la vendas” (Proverbios 23:23)
No sobra decir, que esta es una responsabilidad compartida entre los pastores, el liderazgo y los miembros; que no vengan a decir en este caso, que todo pasó a espaldas de la iglesia y los que rodean al pastor. No obstante, habrá personas que en su corto conocimiento de la Palabra, se sujetan y confían en lo que hace el líder Maldito el varón que confía en el hombre,….y su corazón se aparta de Jehová” (Jeremías 17:5); pero esto no las exime del pecado cometido. La Palabra que han recibido estos “lobos” y que han pisoteado, es la misma que Dios da a cada creyente. La Biblia no está para llevarla a templo los domingos y guardarla el resto de la semana, fue dada para estudiarla, vivirla y es un trabajo conjunto guardar el cuerpo de Cristo que es la iglesia. Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna” (Juan 5:39)
Desafortunadamente, no será el último escándalo del que oiremos y este es otro llamado de atención más, para aplicar el versículo que nos ocupa hoy nuevamente: Guardaos de los falsos profetas” (Lucas 7:15)
PREGUNTA: Qué tanto cuida usted de la doctrina y testimonio de su congregación?

MEDITELO Y DECIDA!
- REFLEXIÓN BASADA EN LA VERSIÓN REINA-VALERA 1.960 –